Sector Cultural afronta con optimismo retos del 2021 por Covid-19

Harold Brenes Zúñiga / haroldbrenes@gmail.com

Ha pasado poco más de un año, desde que se declaró al Covid-19 como pandemia mundial. Costa Rica no fue la excepción y esta situación golpeó severamente al sector cultural impulsado desde las  municipalidades y diversos grupos organizados en los cantones.

“Desgraciadamente no pudimos desarrollar todos los proyectos pensados (y que estaban atendidos por la comisión anterior, a raíz de la pandemia), pero aun así intentamos abrir espacios virtuales y luchamos por mantener el presupuesto e invertirlo de la mejor manera posible”, detalló Pablo Guzmán, coordinador de la Comisión Municipal de Cultura en San Ramón.

Ana Beatriz Campos Morgan,  Gestora Cultural y Promotora Comunitaria de la Municipalidad de Naranjo, comentó que  juntaron toda la información del trabajo realizado por el departamento para el 2020 y considera que fue de gran éxito, pese a las limitaciones que la enfermedad impuso. 

“La proyección que dio la Municipalidad de Naranjo en medio de esta realidad fue de gran importancia en la activación de la economía naranjeña con proyección cantonal, regional y nacional y de forma diversificada, desde educación con Los Campos de Entrenamiento Creativo, musicales, narrativos y de actuación”, aseguró.

En 2019, el Grupo Editus ofreció un concierto en Naranjo, como parte de la agenda cultural de este cantón.

El trabajo desarrollado por el municipio de Naranjo también contribuyó a los artistas y también en la necesidad de espacios de interacción y acercamiento con la comunidad que se encontraba en casa y en situaciones complejas. Además, trabajos culturales de marca país como la 4° Feria del Café y el video “De Naranjo para el Mundo”, detalló.

“Además fue la municipalidad de Naranjo la que sostuvo de forma prolongada estos proyectos como parte de una gestión integral en la atención de la pandemia. Entonces debo decir que tuvimos un desarrollo cultural exitoso y de excelencia”, dijo.

En relación al 2020, desde su experiencia en diferentes espacios de gestión cultural y organización, afirman  que muchos sectores fueron impactados, pero el cultural es de los que más ha costado logre una reactivación de convocatoria masiva.

Muchas de las organizaciones culturales y artistas, tuvieron que reinventarse con alguna otra actividad y otros que trataron de utilizar la virtualidad para mantenerse. Fue muy difícil, muchos de ellos en la parte artística han cerrado su negocio y dedicarse a otro emprendimiento.

Johan Rodríguez, uno de los impulsores del proyecto Valle Cultural de Palmares,  destacó que el no tener espacios disponibles para actividades, públicas o privadas, afectó la posibilidad de desarrollar ampliamente la cultura.

“Se han ido disminuyendo las restricciones permitiendo reactivar esa parte. En 2020 se sufrió la disminución de presupuestos en el Ministerio de Cultura, por lo que muchas organizaciones que  dependen de esta entidad tuvieron problemas para tener recursos nuevos para las actividades”, comentó.

Presupuestos fueron a la baja

El impacto del Covid-19 en las municipalidades y en general en instituciones u organizaciones del ámbito cultural fue notorio. De hecho, los  presupuestos fueron disminuyendo y toda para el 2021 es difícil hablar de una mejoría.

“Como todas las áreas municipales el presupuesto se ha reducido y por ello debemos ser súper cuidadosos con los gastos. Sin embargo, se ha mantenido guardado dinero para desarrollar eventos con un gasto mínimo, pero de buena calidad. Muchos funcionarios municipales se han comprometido y han donado de su tiempo para desarrollar actividades y eso nos impulsa a seguir en esta nueva normalidad el tiempo que sea necesario”, describió Pablo Guzmán.

San Ramón promueve diversos proyectos para fortalecer la cultura en el cantón.

Las palabras del dirigente ramonense, fueron secundadas por la representante del gobierno local naranjeño, quien indicó que serán las alianzas públicas y privadas las que ayuden a generar los espacios culturales en el 2021.

“Es un reto sin duda alguna. Este año el presupuesto viene golpeado de forma significativa, así que el reto se hace más grande, pero es necesaria las alianzas entre sector público y privado para realizar estos proyectos.  Así que vamos a tocar esas puertas que hagan posible proyectos”, sostuvo Mora.

Johan Rodríguez explicó que ante la disminución de recursos y las limitaciones sanitarias vigentes, se hace necesario canalizar bien los fondos y aprovechar al máximo lo existente.

“En Palmares teníamos con la  Asociación de Inquilinos del Mercado, en 2020, el proyecto Vamos al Mercado.  La agenda tuvo que reprogramarse sin convocatorias masivas. Tuvimos que buscar otro tipo de actividades, pero que permitieran dejarle un legado cultural al Mercado. Se elaboraron los murales, se dio la rotulación del mercado con elementos de los distritos cantonales y la página web del mercado fue fortalecida. Esos proyectos fueron financiados con fondos del Ministerio de Cultura”, describió.

Proyección para el 2021

La pregunta es necesaria para los representantes culturales: ¿cómo han estructurado el trabajo, pensando en que la presencialidad aún no es posible del todo en este 2021?.

“Es complicado, porque dependemos de los lineamientos que el Ministerio de Salud nos emita. Desearíamos hacer eventos al aire libre, sin embargo, tenemos claro que la pandemia sigue y que debemos cuidarnos. Aún no tenemos en el horizonte una fecha para el regreso de la gente a espectáculos públicos”, explicó Pablo Guzmán.

Por su parte Ana Campos, aseguró que “para este año, vamos a sostener programas del año anterior, ya que debemos continuar con la virtualidad, además los espacios fueron de buena acogida para el pueblo.  Un día se me acercó una persona y me contó que una de sus compañeras de trabajo había pasado el fin de semana escuchando los conciertos de Cuentos, Café, Guitarra y Pan con sus papás y que le parecía que el proyecto es bellísimo. Ese es el fin, así que para este año trabajaremos en eso, claramente con innovaciones en lo posible”.

En Palmares se han desarrollado diversas iniciativas para apoyar el arte local.

El dirigente de Valle Cultural en Palmares, Johan Rodríguez, recordó que en Palmares se intentaron que iniciativas como las Fiestas Cívicas fueran en formato virtual.

“Se hizo una estrategia de que los comercios con ventas pudieran anunciarse gratuitamente para  fomentar por ejemplo la comida exprés, pero no se alcanzó un impacto positivo”, indicó.

Rodríguez sí enfatizó que aún hay recelo de la comunidad, en general, para participar. “Aunque hay opciones para algunos eventos, es  muy restringidos y con protocolos. La gente aún no tiene ánimo de convocarse en este tipo de actividades”, explicó.

Recordó que, por ejemplo la Municipalidad de Palmares y el Comité de la Persona  Joven  retomaron el proyecto  “Cine en el Bulevar”, el cual contó con una respuesta muy positiva de familias en burbuja y siguiendo protocolos.

Todos los dirigentes coincidieron en indica que  las plataformas virtuales serán fundamentales para seguir impulsando la cultura.

“Hemos invertido en equipo para mejorar la calidad de las transmisiones. Contamos con el apoyo de muchas empresas que a pesar de la crisis han querido que no quieren que perdamos nuestras tradiciones”, declaró Pablo Guzmán.

Ana Campos detalló que en Naranjo ahora cuentan “con un espacio en la municipalidad que lo transformamos en un estudio y logramos un trabajo en conjunto con una radio comunitaria para lograr la trasmisión”.

Johan Rodríguez concluyó indicando que desde Valle Cultural, por medio de la parte digital,  se les  da difusión a los artistas, artesanos y otros participantes  para que los conozcan.

“Es lo que podemos hacer en este momento.  No hay claridad de cuando reabrir y peor sería que la gente no quiera participar”, enfatizó.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*