Tití Montero: “Mi trabajo es respetuoso para con las fotos de los fallecidos”

Harold Brenes Zúñiga / haroldbrenes@gmail.com

En San Ramón, se ha vuelto una página casi de consulta obligatoria para enterarse de quien ha fallecido.

El sitio en Facebook de Carlos Tití Montero, es reconocido por muchos como un sitio con un contenido del que nadie quisiera ser parte: fotografías de personas que murieron por diversas razones, ya sea de salud o accidentes.

Este ramonense que desde “carajillo”, como él mismo se dice, dividió su niñez y parte de la adolescencia al viajar entre San Ramón y San José, se declara un enamorado de su natal San Ramón. 

“Me llevaron de muy niño a vivir en San José, pero  estuve estudiando en La Sabana, Jorge Washington, San Juan y La Guaria.  Viví en ambas partes. En época de estudio me quedaba allá con mi papá, principalmente. Don Vidal Díaz, conocido de manejar camiones y buses, era mi abuelo. Él vivía por donde Evencio Marín, el de las galletas en El Invu. Yo me venía a trabajar con él jalando materiales desde tajos en Zarcero”, recordó.

Tití Montero se declara apasionado de la música. En los 80´s fue reconocido como un gran bailarín del break dance.

Más allá de su aporte en Facebook, Carlos “Tití” Montero es un apasionado de la música. De hecho, es uno de los karaokeros de mayor trayectoria en la zona de San Ramón.

“Cuando llegué a San Ramón, me dediqué a trabajar en comercio: comprar y revender mercadería, al por mayor y en unidades. Visitaba diferentes lugares como Barranca, Puntarenas y Esparza.  Comencé a meterme en karaokes con  los hermanos Montero de M y M Karaoke. Tuve mucho ayuda de  Eddy Núñez, quien también es karaokero”, destacó.

Según dijo Tití, la gente también lo conoció cuando comenzó a bailar en los 80´s, cuando la fiebre del break dance estaba muy de moda.

“La gente pensó que yo era de San  José. Puedo afirmar que fui quien trajo la moda de este baile a San Ramón”, afirmó.

Un trabajo serio

Dice un adagio ya muy popular entre los ramonense que lo último que desean es aparecer en el álbum de fotos sobre personas fallecidas que “Tití”, tiene en Facebook.

“Yo no  sabía utilizar Facebook. La moda era tener una computadora para descargar música. Al llegar las redes sociales empecé  a utilizar la página comencé a identificar como Carlos Luis Montero. Alguien me dijo que mejor la nombrara Carlos “Titi” Montero”, señaló.

Los álbumes de la página son públicos, es decir cualquier lo puede mirar y opinar. Sin embargo, hay una regla de oro: el respeto debe prevalecer en todo momento hacia los familiares de las personas fallecidas.

“Cuando hay comentarios negativos los borro”, dice con seguridad Carlos, quien resalta su aporte es con mucho respeto.

“Yo tenía una carpeta de amigos ramonenses que fallecieron. Al inicio tuve pereza de cómo iban a reaccionar los familiares, pero me animé a publicarlos. La gente comenzó a enviar fotos y  fue creciendo, a la gente le gustó”, destaca.

Montero señaló que por lo general la familia es la que envía fotos de los fallecidos. “He tenido mucha gente que no desea se suba a alguien. Pero nadie se ha quejado rotundamente de esto. Hay gente que no quiere estar en ese álbum. Yo he respetado, algunos amigos me pidieron no entrar”, sostuvo.

Montero destacó que en una ocasión hubo un accidente por la Cima y le dijeron que había muerto una amiga. Resultó  ser falso.

“Hace poco hubo otro caso de un hombre que creó un perfil falso. Mandó la foto desde ese perfil de que alguien había muerto. Insistí en pedir datos y no quiso, me dijo que publicara sin miedo, luego  me di cuenta era mentira. Lo hice público para que no fuera charlatán”, narró.

En torno al trabajo de “Tití” Montero hay varias anécdotas afirmaciones, pero una de las más curiosa es cuando afirman “si me tomo foto con Tití me muero”.

No solo fotos de fallecidos

En el sitio de Facebook de Carlos “Tití” Montero, los visitantes no solo encontrarán fotos de personas fallecidas. Con el pasar del tiempo también ha creado otros álbumes.

“Tengo un álbum con personajes que he recogido. Hay otro mío de épocas de mi vida al que llamo Metamorfosis. Están el álbum 1 y 2 de finados. Recientemente,  inicié otro de músicos de San Ramón, una idea que me diego Wayler Ulate. La acogí  para impulsar el recordar grupos de la ciudad ramonense”, señaló.

El álbum “Yo con” es uno de los más llamativos. En esta foto junto a Álvaro Zamora, reconocido locutor y animador de San Ramón.

Uno de los espacios más significativos es el álbum sobre casas. “Son fotos de casas y lugares. Son ideas que vienen.  Lo de las casas fue con mi hijo Kendal de cuando salíamos a andar en bicicleta”, dijo.

Carlos destaca que la gente es la que coopera, pues él no anda detrás.  “Algunas personas me dicen que cobre, pero esa no es mi idea. De hecho, son quienes me han regalado algún aporte económico, pero mi intención no es comercializar”, añadió.

En la lista de fotografías hay otro álbum de fútbol de San Ramón de canchas abiertas. Se trata de fotografías con equipos de hace 25 años de diferentes lugares que realizaron participaciones internacionales y nacionales en diversas categorías.

A Carlos Montero la vida le ha dejado muchas alegrías de estar vivo: tiene dos hijos a que dice ama con todo su corazón, cuenta con una familia a la que quiere con toda su alma.

“La vida me ha dejado muchos amigos, ser bien recibido. No hay rechazo de nadie, se siente bien. El reconocimiento se gana con hechos y comportamiento, es bonito tratar de ayudar a la gente, ser positivo y ser amigo”, concluye.

Actualmente, busca la manera de seguir adelante, pues desde hace un año con la llegada de la pandemia por Covid-19 no puede trabajar en los karaokes. “A Dios gracias hay gente que le ayuda a uno para afrontar los  compromisos económicos. Sin embargo, si alguien desea reconocer el trabajo en Facebook puede buscarme para canalizar”, destacó.

Carlos Montero junto a sus hermanas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*