Centro educativo pone ejemplo de cooperación en la batalla contra el Covid-19

Carolina Elizondo | celizondo@elsoldeoccidente.com

SAN RAMÓN | El personal docente del ST Johns Christian School se unió al equipo de la Caja Costarricense de Seguro Social encargado del desarrollo de la campaña de vacunación que se realiza en el Complejo Deportivo Rafael Rodríguez en San Ramón.

En total son 15 los profesores que durante dos semanas han dejado las aulas para unirse en la batalla mundial contra el Covid-19.

Según la directora de la institución, Marjorie Cubero, la iniciativa se dio tras una reunión en la que participó su esposo Derwin Orozco, quien es el presidente de la Cámara de Comercio de San Ramón, junto a representantes de la Municipalidad, de la CCSS y del Ministerio de Salud, en la que resaltaron la falta de voluntariado para avanzar en el proceso de inscripción de datos de la población. Luego de hablar con los maestros y de estar todos de acuerdo, recibieron una capacitación por parte de enfermeros de la Caja para posteriormente unirse en la campaña de vacunación.

“Mi esposo llegó y me contó que como las maestras estaban en la escuela trabajando en forma virtual nosotros podríamos grabar algunas clases y enviar gente voluntaria, entonces inmediatamente me comuniqué con la coordinadora de enfermeros de la Caja y ella me dijo que estaría encantada recibir a mis maestros pero que necesitábamos una capacitación. Así que lleve a cuatro a capacitar un jueves y al siguiente día ya estábamos en el lugar”, detalló la directora.

Al trabajar de manera virtual los profesores debieron organizarse para cumplir con las clases y atender a los estudiantes, a la vez que ponían su granito de arena en la campaña masiva. La dirección de la escuela se encargó de la alimentación de su personal , para que ellos pudieran colaborar sin pensar en los almuerzos y meriendas.

“Estamos cumpliendo lo que Dios nos mandó hacer. Nosotros somos una escuela cristiana basada en los valores y parte de los valores que nosotros fomentamos en nuestros niños son el respeto, la honestidad, también la ayuda a los demás y uno tiene que ser consecuente con lo que dice y con lo que hace. Al enterarme de esto, le pregunté a los maestros si ellas estaban dispuestos a colaborar sin ninguna recompensa más que la que Dios nos da por ayudar a nuestro prójimo y todas por supuesto dijeron “cuente con nosotros”. Empezamos a hacer grupos y ellas se organizaron solas, empezaron a ver a quién había que grabarle las clases, quién graba, quién la pasa y quién evacua consultas. Es un trabajo en equipo excelente que hicieron ellas, de gran calidad”, agregó Cubero.

Con esta importante acción el St Johns Christian School busca enviar un mensaje a otras escuelas y colegios del país para unir esfuerzos en para lograr la inmunidad de rebaño por medio de la vacuna. Para esta escuela lo más importante es que los niños y niñas de nuestro país vean por medio de su ejemplo que el ser profesor es más que transmitir los conocimientos que dice un programa, es poder estar presente y poder colaborar cuando el país lo necesita, es en tiempo de pandemia unirse al cuerpo de batalla que busca aumentar las defensas en su gente para disminuir los casos positivos de Covid-19.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*