Policías municipales cumplen su deber sabedores de que el Covid-19 no perdona

Logan Santamaría, jefe de la Policía Municipal de San Ramón, extraña el momento cuando al llegar a casa recibía el abrazo inmediato de sus hijos. Ahora, en tiempos de Covid-19, ese encuentro debe esperar algunos minutos, ya que primero debe hacer todo un protocolo de limpieza para evitar contagiar a su familia.

Al igual que Santamaría, sus compañeros Hanzel Arturo Murillo Bolaños y Juvenal Chaves Camacho salen cada día a realizar su trabajo sabedores de que se juegan la vida, ya que no saben si una persona abordada o una intervención en un conflicto les puede dejar como resultado ser portadores del Covid-19.

Hanzel Murillo, Policía Municipal de San Ramón.

Con casi ocho años de trabajar para la Policía Municipal, Hanzel Murillo Bolaños describe que este tiempo de pandemia es algo totalmente diferentes en la labor.

“He sentido temor de contagiarme. Tuve una experiencia en Sector Ángeles de San Ramón, abordamos una denuncia de vecinos en unos locales con máquinas. Llegaban muchas personas a jugar en las máquinas. El lugar podía ser un foco de infección, se tomaron previsiones y en ese lugar 3 días después una persona dio positivo. A mi me dio mucho temor. Hay muchas otras situaciones que hemos abordado en casas de personas positivas que necesitan una ayuda”, narró.

Juvenal Chaves Camacho suma ocho años de labor en este cuerpo policial y dice que para él su trabajo es algo muy preocupante, ya que están en la primera línea de abordaje de la crisis.

“La verdad en algún momento si he sentido temor, ya que nosotros tenemos que detener a personas y velar también por la seguridad ciudadana. Por eso tenemos que andar entre los habitantes en las calles, de quienes uno no sabe si se cuidan o no”, aseguró.

Logan Santamaría asegura que la pandemia ha sido todo un reto.  “Nos ha tomado a todos los cuerpos de primera respuesta por sorpresa. Ha sido más allá de si estamos dispuestos o no, hemos tenido que reinventarnos. Nos ha abierto los ojos, nos ha ayudado al comunicarnos con nuestros conciudadanos. Siempre ha existido, no un temor sino una preocupación por el contagio. Hemos aprendido y vivido un gran estrés”, detalló.

El jeje policial aseguró que al principio de la pandemia hubo temor porque era algo nuevo.  No existía un medicamento para combatirla.

“Con el pasar de los meses eso ha venido disminuyendo considerablemente. Hemos tenido acceso a insumos para protección: trajes, anteojos, mascarillas y guantes. Hemos tomado muchas precauciones. Hay protocolos al intervenir personas”, explicó.

Protocolo durante el trabajo y al volver a casa

Los policías municipales tienen claro que por la naturaleza de su trabajo están muy expuestos al mantener contacto con muchas personas. De ahí que su misión es mantenerse lo más protegidos posible.

Juvenal Chaves, Policía Municipal de San Ramón.

“Nos han tocado muchas situaciones. No tanto complicadas, sino aprender a aprehender a personas por delitos. Es inevitable que haya un roce corporal con esas personas que uno sabe que no se cuidan. Se aprehenden, traslada y se procede de una vez con todo el proceso de desinfección. Uno se va a la casa con la duda de si hubo o no contagio.  Al día de hoy, ningún compañero se ha contagiado en esas actuaciones”, aseguró.

Hanzel Murillo asegura que un día al volver a casa es todo un ritual: “bastante cansado. Aparte de la jornada, hay que llegar a quitarse los zapatos, ropa, bolso y todo lo que llevemos para desinfectarlo. Tenemos un lugar específico donde dejarlo, pasamos directo al baño sin estar en contacto con la familia. Hay que sacar un tiempo antes de poder estar al lado de la familia. Hay que desinfectar donde uno hizo el proceso”, dijo.

Por su parte Juvenal Chaves dice que el seguir los protocolos antes, durante y después de la jornada laboral es fundamental.

“Somos los que tenemos que apoyar al Ministerio de Salud en diferentes cierres de comercios por incumplimiento y también visitar comercios para invitarlos a no dejar los protocolos y unas de las cosas más preocupante son las consecuencias que esta pandemia trae como más desempleo y consigo aumento de la delincuencia”

No hay conciencia sobre el Covid-19

Más de un años después de iniciada la pandemia, los tres funcionarios coinciden en las personas no siempre muestra conciencia de lo grave que está la situación.

“Las personas, considero, no son conscientes de lo que es el Covid, no tienen idea. Hemos topado con personas que se enojan por solicitarle el uso de la mascarilla, el distanciamiento y todo lo preventivo”, manifestó Hanzel Murillo.

Sin embargo, no todo el mundo se comporta igual. A criterio de Juvenal Chaves “sí hay gente que se cuida mucho se ve el respeto que le tienen al virus y la verdad se tratan de cuidar en todo”.

Logan Santamaría, Jefe Policía Municipal de San Ramón.

Por su parte, Logan Santamaría asegura que hay un porcentaje de la población que no es consciente del peligro. Esa falta de conciencia se observa en las aglomeraciones en locales comerciales, restaurantes o bares.

“Hemos puesto cinta en los espacios públicos y al día siguiente están cortadas con cuchilla o tijera. Hay gente que saca el rato para hacer el daño y utilizar las máquinas, por ejemplo, en La Sabana. Eso es irresponsable y causa desmotivación. Es frustrante ver cuando se saca a las personas del parque y a los minutos está lleno. La gente reclama que deben estar habilitado. Es una lucha de decirles que se cuiden, y que la gente no entiende”, detalló

El jefe policial concluyó indicando que, a pesar de la situación, con el recurso humano y equipo que se cuenta han tratado de cubrir todo lo que se presenta.

“Prestamos atención a denuncias, entrega de diarios a familias con órdenes sanitarias y hacemos abordaje de consumidores de droga.   Se han hecho ajustes de horarios para cubrir no solo las labores diarias”, concluyó.

Los tres hicieron un llamado a los ciudadanos para mantener las medidas de prevención, a fin de evitar que el Covid-19 siga ganando terreno.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*