Un nombre autentico para nuestra moneda

Por. Francisco Gonzalez Gómez.

Artista plástico-visual-

OPINIÓN | Talvez para muchos lectores este título le parecerá ridículo, pero espero hacerlos cambiar de opinión. Se dice que el nombre de nuestra moneda el COLÓN le fue dado en “honor” al almirante Cristóbal Colon, por el supuesto descubrimiento del hoy llamado continente americano. Recuerdo de carajillo aquel decir de nuestros padres; entre cielo y tierra no hay nada oculto, pues si, la arqueología a puesto entre dicho muchas de las supuestas verdades que algunos historiadores defienden a capa y espada. 

En el año 1300 antes Cristo los chinos navegaron el océano pacifico y llegaron a las tierras que hoy llamamos Norteamérica. Esto quiere decir que 2800 años antes de Colón los chinos caminaron por América, ¿cómo se puede dar esa aseveración?, gran cantidad de petroglifos con escritura china, restos de asentamientos, pero lo mejor de todo es la ciencia de la genética, en varios pueblos originarios se han encontrado por medio del ADN conexión con la comunidad china. Por el océano Atlántico norte los navegantes vikingos llegaron a tierras de Norteamérica y plasmaron sus runas, construyeron asentamientos que a la fecha existen sus ruinas. Entonces queda claro que Colon no fue el primero en llegar a nuestro hermoso continente. Nuestra primera moneda se llamó el peso, en el año 1839, en la administración de Braulio Carrillo, jefe de Estado de Costa Rica, Con la reforma monetaria de 1896, se establece el Colón como moneda nacional, aprovechando que era el cuarto aniversario de la llegada de Cristóbal Colón a América. Esto sucede en la administración de Rafael Iglesias, con la famosa LEY TALON DE ORO, hasta aquí el nombre de nuestra moneda se justifica y se aceptó por ser una verdad de la época. 

Ahora, cuantos de ustedes han oído hablar del héroe indígena Pabru Preberi. Que vivió entre los años 1670-1710, rey de la comunidad Suine, de Talamanca, rey rebelde que se opuso a la colonización española, por lo cual fue asesinado de la forma más cruel, y salvaje, se le aplicó la muerte por “garrote vil”. La cual consistía en que el sentenciado era sentado en una silla, se le aplicaba un torniquete en el cuello, en forma cariñosa, despacito se hacia torsión hasta morir estrangulado, después era decapitado y la cabeza puesta en una estaca en la plaza. Esto sucedió en Cartago el 4 de Julio de 1710, fue acusado por rebeldía al rey.

Entonces, ¿por qué cambiar el nombre a nuestra moneda?, sencillo, honor a quien honor merece. Otros países han dado nombre a su moneda con valores auténticos, Guatemala el Quetzal, Hondura el Lempira, Paraguay el Guaraní, Perú el Sol. Países que dieron a sus raíces identidad, con las monedas que podrían viajar por el mundo, ya sea para comercio o para coleccionistas.

Con este artículo, lo que pretendo es hacer consenso sobre la importancia de recobrar la identidad propia de nuestra moneda y propongo para ello cambiar el nombre actual de nuestra moneda por el de PABRU o PREBERI, que las dos palabras unidas significan el REY DE LAS LAPAS. ¿ustedes qué opinan?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*