Apicultores sueñan con un mayor desarrollo en producción de miel de abeja

Oliva Rodríguez Vásquez y Jesús Molina Salas, son productores de miel de abeja, vecinos de la comunidad de La Guaria de Piedades Sur. Ellos son parte de las más de 300 personas apicultoras independientes afiliadas y pertenecientes a otras 20 organizaciones apícolas nacionales, afiliadas a la Cámara Nacional de Apicultura de nuestro país.

Esta organización mantiene su labor enfocada en la coordinación de esfuerzos y recursos de sus asociados para desarrollar acciones que agregan valor a todo el sector y no duplicar esfuerzos, gracias al conocimiento que tiene de la realidad nacional, sobre cómo operan las personas apicultoras y lo que necesitan.

“Siempre hemos tenido abejas. Cuando llegaron las africanas la actividad no se pudo seguir, tuvimos que llevarlas a un lugar lejos y fuimos a sacar miel, ahí decidimos seguir en esto”, recordó Jesús Molina, quien explicó llevan más de 17 años en la producción apícola.

Oliva Rodríguez y Jesús Molina acumulan 17 años de trabajo con abejas.

De acuerdo con Juan Bautista Alvarado, presidente de la Cámara, las personas afiliadas provienen de todo el territorio nacional, aunque la zona en la que se concentran la mayoría es la Vertiente del Pacífico.

“Son, en su mayoría pequeños productores, mismos que no tienen más de 50 colmenas. La mayoría de las fincas donde se ubican sus apiarios pertenecen a terceras personas. Conseguir fincas con aptitud para desarrollar proyectos apícolas constituye un obstáculo para el crecimiento de la actividad, principalmente por el desconocimiento de los dueños de las fincas, muchos de los cuales siguen pensando que las abejas son muy defensivas y que podrían causar molestias a las personas o animales”, detalló el jerarca.

 Según Alvarado, en la actualidad no existen problemas para colocar la producción en el mercado nacional. El precio de los productos es estable, pero en cuanto a miel se refiere, sólo se está produciendo el 40% de la demanda nacional.

“No somos autosuficientes. Costa Rica produce aproximadamente 700 toneladas de miel anualmente, pero tenemos potencial para producir hasta cinco mil”, destacó.

De acuerdo con Oliva Rodríguez, como toda actividad se tienen momentos que no son buenos.

“Hay temporadas con cosechas malas por el viento e inclemencia del tiempo, lo que hace que las abejas no produzcan. También, debemos hacer frente a daños como robos, pero no hemos decidido retirarnos. Como en todo se tiene sus problemas, pero con todo se puede salir adelante”, aseguró.

Alajuela, una provincia con potencial apícola

Si bien toda la provincia de Alajuela tiene potencial para desarrollar la apicultura, la actividad se encuentra más desarrollada en los cantones de Orotina, San Mateo y San Ramón.

“La provincia de Alajuela presenta buenas condiciones climáticas para desarrollar la apicultura y proyectos turísticos asociados con las abejas. Hay presencia de grandes parches de bosques, zonas cafetaleras y temperaturas adecuadas”, explicó Juan Bautista Alvarado.

San Ramón cuenta con zonas bajas en los límites con Montes de Oro, Esparza y San Mateo que por sus condiciones geográficas y climatológicas las hacen ideales para el desarrollo de las abejas. San Ramón cuenta con el 8 % de la apicultura nacional y produce el 10 % de la miel costarricense.

Hay gran variedad de productos generados desde la miel de abeja.

“De la apicultura se obtiene gran cantidad de productos tales como: miel, polen, cera, propóleos, jalea real y apitoxina. También se desarrolla una amplia gama de subproductos tales como: vinos, cervezas, hidromiel, jabones, champúes y cremas. Es importante dejar claro que el aporte más importante de las abejas es el servicio de polinización que brindan a las plantas con flores”, destacó Alvarado.

Jesús Molina y Oliva Rodríguez contaron que trabajar en el sector apícola no es difícil, ya que la experiencia es lo que vale, aunque es necesario ir aprendiendo todos los días.

“Donde trabajamos con las colmenas es un espacio abierto, tiene que ser montañoso, de potrero o cafetal. Para extraer miel se hace en un espacio cerrado, el cual ya ha sido aprobado por SENASA que es la institución que nos da el permiso para envasado”, narró Rodríguez.

Según Molina, a la hora de laborar con las abejas se debe utilizar los dispositivos de seguridad: estos incluyen el traje y el ahumador para tranquilizarlas.

“Día a día en la mañana hay que bañarse, porque las abejas no soportan olores como desodorante o colonias ni sudor. Ya en el lugar se trabaja según lo planeado, puede ser que se deba alimentar, cambiar reinas, revisar las colmenas, quitar marcos o poner ceras y láminas”, detalló.

Fortaleciendo al sector con acciones concretas

“Desde la Cámara hemos promovido leyes y políticas públicas para poner en valor a las abejas en general, debido a su importancia económica, social y ambiental. Además, hemos articulado con el Ministerio de Economía y Comercio capacitaciones para mejorar la calidad de nuestros productos”, describió Juan Bautista Alvarado.

El presidente de la Cámara agregó que con el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) han logrado capacitar a muchas personas afiliadas para que aumenten su eficiencia, productividad y rentabilidad.

“El Centro de Investigaciones Apícolas Tropicales (CINAT) de la UNA nos ha apoyado con temas de sanidad apícola. También estamos ejecutando un proyecto que permite, a sus beneficiarios, desarrollar una ventaja competitiva e incrementar sosteniblemente sus ingresos, lo cual se traduce en mejorar su calidad de vida y expectativa de crecimiento, ayudando a mitigar los procesos de pobreza acentuados por la pandemia con el COVID-19”, indicó.

Dicho proyecto se ejecuta en la zona de la Cuenca de los ríos Barranca, Jesús María y la Cuenca media y baja del Grande de Tárcoles y los Corredores Biológicos Montes del Aguacate y Paso Las Lapas. La iniciativa es financiada por el Programa Pequeñas donaciones del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD-GEF).

Los Apicultores reciben formación diversos temas de la actividad.

“En la Cámara hemos encontrado apoyo en capacitaciones, además nos han ayudado en la creación de la etiqueta y trámite de permisos. Nos han colaborado con insumos, visitas para pruebas a las colmenas para ver el nivel de enfermedad, conocida como Barróa, un insecto que las daña. Nos han dado un fuerte apoyo”, aseguró Oliva Rodríguez.

La Cámara imparte talleres de diversificación productiva a las personas asociadas. Durante el 2021 se han realizado más de diez talleres en zonas como: San Carlos, Nicoya y Puriscal. Con dichos talleres se ha logrado que las personas asociadas aprendan a producir polen, cera y propóleos de calidad.

Además, en alianza con el SENASA se ha desarrollado el Catálogo de Marcas de Miel Pura en Costa Rica, como instrumento de orientación a las personas consumidoras para evitar que sean víctimas del fraude de la miel y del flagelo de la adulteración.

“Hemos obtenido apoyos del MEIC, INA, SENASA y Universidad Nacional (UNA). Estamos insistiendo ante el Ministerio de Agricultura (MAG) sobre la necesidad de avanzar con el mejoramiento genético mediante la importación de reinas certificadas, como una estrategia para combatir el mercado negro y la especulación con la venta de reinas, así como para subir la producción y bajar la defensividad de nuestras abejas”, detalló Juan Bautista Alvarado.

Para importar reinas se requiere la aprobación de las autoridades del MAG. “Al MAG también le estamos solicitando con carácter de urgencia desarrollar un Programa de Investigación y Transferencia de Tecnología en Apicultura (PITTA), como una herramienta que coordina, orienta, organiza, ejecuta la innovación tecnológica en la producción apícola, para que los productores nacionales dispongan y tengan acceso a tecnología apropiada a sus condiciones”, sostuvo el presidente.

Entrevista

Proyecto Cantones Amigos de las Abejas es una iniciativa en crecimiento

Juan Bautista Alvarado, Presidente Cámara Nacional de Apicultura

¿En qué consiste esta iniciativa? ¿Hace cuánto dio inicio?

Con la iniciativa buscamos promover políticas públicas cantonales orientadas hacia una mayor protección de las poblaciones de abejas en Costa Rica, impulsando soluciones integrales, por medio de la coordinación interinstitucional de los entes involucrados, desde gobierno central hasta el gobierno local. El proyecto nació en diciembre de 2020 con San Ramón como primer cantón de Costa Rica en realizar dicha Declaratoria.

Juan Bautista Alvarado.

¿Cómo surgió la idea de unir gobiernos locales al plan?

La idea surgió debido a que percibimos gran lejanía, poco involucramiento y hasta apatía, por parte del Poder Ejecutivo, en los temas de nuestro interés. Así, volvimos la mirada hacia los Gobiernos Locales, mismos que por su naturaleza son los más cercanos y los que mejor conocen la realidad y necesidades de nuestro sector.

¿Qué representa para ustedes, como Cámara, contar con el apoyo de las municipalidades  de nuestro país?

Actualmente contamos con 50 cantones declarados Amigos de las Abejas, lo cual representa un gran logro para nuestra iniciativa y nos compromete a dar acompañamiento a las municipalidades para avanzar en la atención de los temas de interés común.

¿Qué ventajas incorpora para el sector apícola contar con apoyo municipal en este tema?

Los Gobiernos Locales son fundamentales en todo esto porque son los encargados de velar, en primer plano, por los intereses de los habitantes del cantón. Para alcanzar la protección efectiva de las abejas y de nuestra actividad es imprescindible contar con el apoyo de las Municipalidades.

¿Cuáles son los compromisos que adquieren los cantones que se afilian a este plan?

Los Cantones Amigos de las Abejas se comprometen a realizar esfuerzos para implementar acciones que ayuden a proteger las abejas y  las actividades que dependen de ellas.

¿Se puede hablar de logros o avances, obtenidos a través de Cantones Amigos de las Abejas?  

El programa Cantones Amigos de las Abejas ya cuenta con logros tangibles, tales como involucramiento de las municipalidades en campañas de educación y sensibilización sobre la importancia de las abejas, apoyos a las personas apicultoras, rescate y reubicación de enjambres y colonias, lucha contra el fraude y adulteración de la miel.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*