“Encuentro de Redes” Alternativa de Inserción Social como Política Institucional

Carolina Elizondo | celizondo@elsoldeoccidente.com

El Ministerio de Justicia y Paz dispone de estrategias de desinstitucionalización e inclusión social, siendo el Nivel Semi Institucional una de esas alternativas.

La política de desinstitucionalización es un modelo alternativo de ejecución de la pena que permite la ubicación de población privada de libertad sentenciada en sistemas de ejecución penal en contacto paulatino con el medio familiar y comunitario. Se sustenta en principios filosóficos que se orientan a la humanización de la pena de prisión en un modelo penitenciario de acceso a derechos y que invita a la participación social en la atención del problema delincuencial.

Cuando se hace referencia a la inclusión social, se parte de un proceso en el cual el Estado tiene la función de garantizar y proteger los derechos humanos, pero donde también se contemplan las capacidades de cada persona y comunidad para salir adelante. A nivel histórico, la inclusión social se ha asociado a políticas y estrategias dirigidas a personas en mayores condiciones de vulnerabilidad, minorías discriminadas y personas privadas de libertad.

En cumplimiento del Plan Operativo Institucional, el nivel Semi Institucional  tiene establecido como indicador evaluativo Anual, la realización de la actividad denominada “ Encuentro de Redes” la cual tiene como finalidad, brindar un espacio de encuentro interinstitucional con entidades públicas y privadas, con la finalidad de dar a conocer el encargo institucional del Nivel Semi Institucional y específicamente del CASI San Ramón, de forma tal, que permita identificar y consolidar  coordinaciones en el proceso de inserción social de la población beneficiada referida al Centro. En tal sentido, se realizaron esfuerzos para la realización de la actividad para el presente año en forma presencial, en estricto apego a los protocolos preventivos por pandemia COVID 19.

El objetivo general de la actividad tiene su fundamento en el objetivo del Nivel Semi Institucional, el cual procura adaptar estrategias para el mejoramiento de la ejecución de la pena de la persona adscrita al Nivel, y favorecer procesos de inserción social, prevención de continuidad delictiva y reincidencia, por lo cual demanda del desarrollo de acciones profesionales, de atención y seguimiento individual, familiar, laboral y comunitario, a la población referida, con participación de las redes de apoyo.

Imagen ilustrativa

Así también, plantea potenciar las áreas de desarrollo de la persona beneficiada según la implementación del modelo de atención, brindar intervención profesional disciplinaria, interdisciplinaria y transdisciplinaria en cumplimiento al Reglamento del Sistema Penitenciario, así como circulares, lineamientos y directrices emitidas por el Instituto Nacional de Criminología, Jefaturas Nacionales y Coordinación del Nivel de Atención, siendo necesario para el alcance de sus objetivos, construir una red de apoyo regional que brinde soporte personal, familiar, comunal, educativa- formativa y laboral de las personas usuarias a través de mecanismos de acompañamiento y referencia que permitan promover procesos de inserción social.

La población privada de libertad ubicada en nuestro centro, son hombres y mujeres mayores de 18 años que lo determina el Instituto Nacional de Criminología, provenientes de los Niveles de Atención Institucional, De la Mujer, Adulto Mayor, Unidades de Atención Integral, Unidad de Mecanismos Electrónicos y de la Unidad de Valoración Preliminar, de conformidad a la reglamentación vigente.

El “Encuentro de Redes” se realizó el pasado mes de octubre, en las instalaciones del Instituto Nacional de Aprendizaje de San Ramón (INA), entidad a la que se agradece por todo el apoyo brindado. una duración máxima de dos horas y una asistencia máxima de 15 entidades. La convocatoria fue vía correo electrónico y física a las diferentes entinadas convocadas en aras de garantizar el distanciamiento entre los presentes como medidas preventivas.

En la actividad se contó con la presencia del Instituto Mixta de Ayuda Social (IMAS), del Ministerio de Salud de San Ramón, Municipalidad de San Ramón; Bomberos de Costa Rica (San Ramón), representación estudiantil de la Universidad de Costa Rica, Ministerio de Seguridad Pública, Asociación Regional Voluntaria de Ayuda al Interno (ARVAI), MUSADE,

El encuentro de entidades gubernamentales y no gubernamentales permitió exponer sobre la labor profesional que se realiza con la población referida al centro, logros, necesidades identificadas y desafíos.

El centro a setiembre del 2021, tiene adscrita una población de 205 personas, que reciben atención individual, grupal, disciplinario e interdisciplinario por parte de un equipo profesional conformado por las secciones de trabajo social, orientación, derecho y la Policía de seguimiento externo. Este equipo realiza supervisión sobre el desenvolvimiento social de esta población, mediate la supervisión individual presencial y telefónica, investigaciones in situ para determinar su ajuste familiar, laboral y comunal y abordajes grupales en temáticas de violencia sexual y doméstica, adicciones y desarrollo de habilidades y destrezas.

El encuentro permitió socializar sobre la atención que se brinda a la población privada de libertad, sus vulnerabilidades y necesidades de apoyo, así como reforzar y establecer canales de coordinación mas expeditos. Así también a nivel de centro, se amplió la información sobre la labor de las entidades que nos acompañaron y como desde su rol, sugirieron canales de coordinación.

Un ejemplo concreto es la recomendación que nos hace el IMAS, que señala un incremento significativo de casos de muchas entidades, con limitado contenido presupuestario que obliga a priorizar sobre la referencia de casos, por lo cual plantea importante que las referencias que se remitan desde el centro, amplie en los temas de riesgo o vulnerabilidades, así como registros claros de dirección y números telefónicos para facilitar la localización de los casos.

Otro alcance de la actividad fue el procesos de retroalimentación a nivel interinstitucional. El qué hacemos, cómo lo hacemos y cómo desde la entidad donde nos ubicamos, se podría colaborar con la población privada de libertad, fue un ejercicio que favoreció sobre los alcances de cada entidad y los espacios que pueden ser aprovechados para mejorar el bienestar de la población privada de libertad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*