Club 4S Las Libélulas: mujeres del distrito San Lorenzo construyen un mejor presente

SAN RAMÓN | El 23 de febrero de 2018 nació el Club 4S Las Libélulas Valle Azul, una iniciativa de mujeres oriundas del distrito catorce de San Ramón de Alajuela, San Lorenzo.

En sus inicios todas las socias eran únicamente de la comunidad de Valle Azul de San Ramón, pero ante la solicitud de otras mujeres la organización abrió espacios para vecinas de las diferentes comunidades que conforman el distrito San Lorenzo.

“El Club 4 S Las Libélulas somos un grupo de 20 mujeres vecinas del Distrito San Lorenzo, que decidimos unirnos bajo la figura de los Clubes 4S, y formar parte de esta institución que apoya a las socias de los diferentes Clubes 4S que existen en el país, dentro de nuestro Club tenemos diferentes perfiles de productoras que van desde el sector Agropecuario, Industria, Textil, alimentario”, explicó Carmen Salas Moya, presidente del Club.

La agrupación está conformada por mujeres, esto porque según los lineamientos de los Clubes 4S solo pueden estar integrados por mujeres. Estas deben tener un rango de edad que inicia a los 18 años y sin límite de edad.

Como requisito para ser Libélula las interesadas deben redactar una carta solicitando el ingreso al club, lo cual se define por cupo. Deben respetar las 4S Salud, Saber, Sentimiento y Servicio, bajo estas siempre estar en disposición de crecer en Saber haciendo cursos y capacitaciones, estar al Servicio de la comunidad y del Club,y mantener un Sentimiento de cooperación y sonoridad, siempre anteponiendo su Salud y la de los suyos.

“Queríamos algo que representara cambio, que representara la metamorfosis, el renacer y las Libélulas son seres que pasan por todo ese proceso, además ver volar una libélula sobre el agua representa equilibrio y transmite tranquilidad”,  comentó Salas Moya.

Variedad de proyectos productivos

En este momento Las Libélulas cuentan con socias en proyectos pecuarios como lo son Porcicultura de Alta Genética y Ganadería de doble Propósito, agricultura en siembra de tubérculos, y hortalizas, textil con el diseño y confección de bolsos y tapizado de muebles.

Además desarrollan actividades en artesanía creación de cuadros y pinturas, bisutería y accesorios, alimentos y repostería.

“Contamos con socias que desarrollan la Porcicultura de alta Genética, donde venden cerdas de reemplazo quienes están destinadas a ser futuras madres. Está porcicultura es desarrollada en manejo de cama seca por lo que es limpia, sin malos olores, no genera contaminación ni del medio ambiente, fuentes de agua ,moscas, hongos, paracitos ni patógenos. Está cama es debidamente tratada ecológicamente para obtener posteriormente a su uso abono orgánico”, aseguró la representante.

También cuenta con productoras de ganadería de doble propósito que además de la venta de cabezas de ganado para carne, producen queso, natilla y leche.

“Nuestro proyecto textil con vinil donado llevó a todas las socias a comercializar bolsos, tapizar sillones, carros y hacer un sinfín de bisutería que vendemos en ferias y en redes sociales. Nuestro proyecto de tubérculos ha sido todo un reto en el cultivo de ñampi brasileño y yuca amarga, está última es ensilada para consumo animal como complemento alimentario de las actividades pecuarias”, detalló.

También las socias de artesanías fabrican cuadros pinturas y accesorios que son vendidos en ferias y en redes sociales.

“Las Libélulas tenemos muy claro que el progreso de nuestro distrito es el progreso nuestro y de nuestras familias, mantenemos muy presente nuestra S de Servicio y Sentimiento, por lo que el trabajo social, actividades de reciclado y recolección de basura en la comunidad son parte de nuestra agenda.

Cooperamos en todo lo que podamos con las actividades en las que la Asociación de Desarrollo nos solicite apoyo, y nos encanta poder sentir que nuestro trabajo con atraer instituciones como el INA, INDER, UNED a la comunidad no solo nos beneficia a nosotras si no también a los vecinos quienes aprovechan los servicios de estas comunidades”, indicó.

Un crecimiento personal y familia

Elizabeth Salas Moya y Luz Quirós Jiménez son dos de las mujeres que forman parte del Club 4 S Las Libélulas Valle Azul. Ellas están conscientes  de la gran oportunidad que representa ser integrantes de la agrupación.

Doña Elizabeth se dedica a la ganadería de doble propósito. “Me ha beneficiado ser parte de la agrupación en mi crecimiento personal, ya que he podido conocer y desarrollar mis capacidades. Para mi representa un sueño hecho realidad y en lo personal me satisface poder colaborar con otras emprendedoras”, comentó.

En el caso de doña Luz, ella está inmersa en la ganadería porcina y recordó que llegó al grupo cuando un grupo de mujeres de la comunidad se organizó para conformar el Club y  envió una carta solicitando la tomaran en cuenta para ser un miembro más.

“Me ha ayudado en conocimiento principalmente, en desarrollar mis habilidades para un bien comunitario. Además, me ha permitido desarrollar proyectos como el de la ganadería porcina.

Es un orgullo porque como mujer sé la capacidad que tenemos y que nos permiten demostrar que en el rural agropecuario, somos igual en conocimiento y acción que otros productores, es algo muy importante”, detalló.

Ambas destacan la importancia de contar con el apoyo de los familiares en el desarrollo de sus actividades. Consideran que  tanto las compañeras como la familia siempre me han ayudado a cumplir mi sueño.

“Los miembros de mi familia son un pilar muy importante en mi vida laboral, son un apoyo incondicional y son parte de mi trabajo”, dijo Salas Moya.

Quirós Jiménez agregó que “con la ayuda de Dios, familiares y compañeras del Club e instituciones  he sabido sobrellevar ese tema  de desmotivación cuando se ha puesto complicado. Los miembros de mi familia son mi equipo principal. Mi esposo e hijos no solamente me apoyan, sino que son mi soporte y colaboran en todo el proceso”, especificó.

Doña Elizabeth asegura que sus sueños están en “poder ayudar y devolver un poco de todo lo que he aprendido en estos años a otras mujeres que deseen y necesiten de una mano amiga”.

“Son sueños, pero principalmente metas:  crecer como grupo y ayudar a más mujeres a ser emprendedoras y en este proyecto como tal, sacarlo adelante, crecer, desarrollas de la mejor manera y ser una gran productora porcina”, concluyó Doña Luz.

Entrevista

“Aquí hay mujeres guerreras, luchadoras”

Carmen Salas Moya, presidente del Club.

¿Qué ha representado la experiencia de unir sus esfuerzos en un mismo proyecto?

Carmen Salas Moya, presidenta de la organización.

Al iniciar con esta experiencia de agrupación existían muchas dudas, sin embargo teníamos muchas necesidades en conjunto: trabajo, capacitaciones, querer ayudar tanto en la comunidad como en nuestras familias y así fue como dimos con el coordinador de Clubes 4S que atiende la Región de Occidente, nos habló de Clubes y nos dimos cuenta que juntas podríamos alcanzar las necesidades de todas, y así ha sido hasta ahora, descubrimos que la Unión hace la fuerza y que una mano amiga, una compañera otra productora es nuestro Pilar de apoyo cuando requerimos un empujón.

¿En lo personal cómo define su vivencia?

Personalmente, trabajar con estas mujeres me ha enseñado muchísimo. He aprendido que todas las mujeres sin importar su edad, credo o profesión, son unas guerreras, son maestras que siempre tienen algo que enseñar, que no se rinden pero sobre todo que el trabajo grupal despierta la  sororidad en las mujeres y el espíritu de superación personal. Mi experiencia en el Club es de satisfacción al verlas hoy después de 3 años con proyectos ya consolidados.

¿Con qué tipo de apoyo cuentan a nivel gubernamental o de organizaciones no gubernamentales?

Algo que nos llena mucho es cuando una mujer ingresa al Club y al poco tiempo ya logramos canalizar fondos gubernamentales que apoyen su proyecto que a su vez genera fondos económicos para su hogar, este es el caso de algunas socias que hemos logrado fondos de INDER, INAMU Y CONAC, y hoy están produciendo y vendiendo productos. Contamos con Asistencia técnica de Ministerio de Agricultura y Ganadería y del Consejo Nacional de Clubes 4S.

Contamos con una gran donación de vinil para todas las socias del Club y que extendimos a otros vecinos de la comunidad, con este material se ha logrado canalizar fabricación de bolsos, salveques, tapizado de muebles, carros y muchos otros productos que ayudan a la economía de las socias.

También hemos logrado canalizar ayuda de donaciones para nuestra actividad ESTRELLA, nuestro recorrido navideño dónde llevamos regalitos, frutas, jugos, galletas y dulces a niños de escasos recursos del Distrito, aquí agradecemos mucho a todos nuestros patrocinadores.

¿Cómo funciona el financiamiento que necesitan para desarrollar las actividades?

Trabajamos por medio de perfiles de proyectos que se desarrollan con asistencia técnica, tanto del coordinador de la Región como con instituciones gubernamentales, así demostramos viabilidad, esto para los proyectos productivos de las socias.

Con las actividades de bien social hacemos campañas de donativos donde recaudamos materia y también contamos con actividades y cuotas que manejamos como el fondo para apoyar bien social cuando es requerido.

¿Cuál es el mercado principal de colocación de lo que producen?

Tenemos tanto mercado local como nacional, la ventaja de la virtualidad es que las plataformas nos han facilitado contactar y colocar productos en otras regiones.

¿En qué proyectos locales participan como grupo de apoyo (labor de desarrollo social)?

Atención de niños de escasos recursos en Navidad con donación de detallitos de alegría. Apoyo a Hogar de adultos mayores con donación de pañales. Durante la pandemia se logró apoyar con canasta básica a varias familias de la comunidad.

Reforestación con árboles nativos, donde cada año plantamos en diferentes áreas protegidas y cuencas de los ríos del distrito 400 árboles .

¿Cuáles son las mayores dificultades que se han topado para mantener en vigencia al grupo?

No contar con un espacio propio del Club, un lotecito, una bodega una oficina, ya que al realizar los cursos del INA, UNED y otras instituciones se complica andar buscando donde realizarlo, y muchas veces a pesar de los espacios comunales estos no cuentan con la disponibilidad o los requisitos y se nos complica.

El almacenamiento y resguardo de nuestros activos debemos hacerlo en casas de las socias por no contar con un espacio, y el tema de logística de todas las actividades.

¿Cuáles son los proyectos a corto y mediano plazo que tiene el grupo?

Nuestros esfuerzos a mediano plazo están enfocados en lograr un espacio propio donde construir una oficina con salón de capacitaciones.  Nuestro proyecto estrella de fin de año con atención de niños de escasos recursos es un proyecto que nos une tanto como agrupación como con los vecinos, y aunque por tenis de la pandemia ha sido difícil canalizar donativos no nos damos por vencidas y sabemos que lograremos recaudar regalitos para llevar a los niños como lo hacemos cada año.

Proyectamos construir una huerta comunal que sirva tanto para consumo comunal, como para capacitaciones en agricultura orgánica, para esto estamos tratando de utilizar un espacio comunal de una de las comunidades del distrito, y fondos propios y donativos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*