LA PROPINA EMOCIONAL

Las recompensas económicas son un elemento motivador para los colaboradores, pero no son el único, ni necesariamente le mejor, el capital humano es uno de los activos más valiosos en las empresas, y las palabras de aliento y de agradecimiento no sólo son gratis sino que producen un efecto positivo sobre las personas.