“Debemos buscar cómo solidarizarnos con la gente desde nuestra posición de privilegio”

Estefanía Carvajal, intérprete de Lesco del Gobierno

Josué Paniagua | josue@elsoldeoccidente.com

Crédito foto: José Tenorio

Durante las últimas semanas, y principalmente en las conferencias de prensa del Ministerio de Salud, hay un rostro familiar que juega un rol muy importante en medio de la pandemia por el COVID-19. Se trata de Estefanía Carvajal Poveda, intérprete de Lesco (Lengua de Señas Costarricenses) del Gobierno.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos, en el país hay alrededor de 70.000 personas sordas y, aunque la lucha sigue para que esta población tengo acceso a la información, desde hace seis años Casa Presidencial ha dado el ejemplo de contar una intérprete Lesco.

Todo comenzó durante la campaña política del expresidente Luis Guillermo Solis, cuando en aquel entonces siendo candidato participó en una actividad en la que estuvo presente un grupo de personas sordas pero que, al no haber un intérprete, no pudieron entender el mensaje. En ese momento, Solís se disculpó y, a partir de ese momento, el candidato solicitó que siempre le acompañara una intérprete de Lesco.

Carvajal se enteró de la posibilidad y envió su currículum. Para su fortuna, fue seleccionada como la intérprete oficial del candidato.

Cuando Solís ganó las elecciones de 2014, de inmediato coordinó para que durante su gobierno se mantuviera ese puesto. El camino no ha sido fácil pero poco a poco se ha logrado abrir espacio para entender que la población sorda también tiene derecho a la información. De hecho, Carvajal recordó una anécdota que sucedió el día del Traspaso de Poderes de 2014.

“El día del traspaso me alisté, me maquillaron y cuando pregunté dónde iba a ir, me dijeron que no iba a salir la parte de Lesco. Don Luis (Guillermo Solís) armó toda la estrategia, me metí a escondidas al Traspaso de Poderes. El papá de don Luis -que en paz descanse- me dijo que me sentara a la par de él, compartíamos la misma silla”.

En el momento en que Solís iba a dar su discurso, le hizo una seña a Carvajal para que se acercara.

“A las televisoras les cuesta entender la interpretación de Lesco.  Ahora con la emergencia ya la abren (la toma para que se vea bien), pero siempre ha sido una lucha por eso porque la ven como ruido”, explicó Carvajal.

Y eso fue lo que sucedió durante el primer discurso de Solís como presidente de Costa Rica. Pasaron varios segundos hasta que las televisoras abrieron la toma para que se pudiera ver a Carvajal, mientras interpretaba las palabras de Solís.

“Cuando bajé, los de la producción casi me matan”, recordó Carvajal.

A sus 33 años de edad, y luego de seis de ser la intérprete del Gobierno, Carvajal asegura que queda mucho por hacer.

“Siempre de alguna forma estamos en una posición de privilegio en comparación a otras personas. Es buscar cómo desde nuestra posición de privilegio, sea porque tengamos trabajo o porque soy oyente, buscar cómo solidarizarnos y que yo desde mi privilegio poder apoyar. Ya sea acceso a la información, hacerle mandados a alguien que no pueda hacerlo. Es una oportunidad para darnos cuenta de que cualquiera en cualquier momento se puede ver afectado y vamos a necesitar de otros. Ejercitar esa oportunidad de solidarse con los demás”, agregó.

Las redes sociales de Carvajal son un espacio que ella aprovecha, cuando tiene tiempo, para compartir y enseñar a sus amigos sobre la cultura de la población sorda. Es muy normal ver videos de ella explicando cómo se dice una palabra en Lesco.

Carvajal ha desarrollado un rol importante para transmitir la información más reciente a la población sorda costarricense durante las conferencias de prensa del Ministerio de Salud, como parte de la pandemia por el COVID-19.

Carvajal recordó la frase de Albert Einstein que dice ‘Aquellos que tienen el privilegio de saber tiene la obligación de actuar’. “Necesitamos usar las redes sociales para edificar. Ya sea para compartir mensajes positivos. Es una oportunidad ya que la gente pasa tanto en redes sociales”, comentó.

El ser hija de padres sordos es un plus que le ha permitido dominar la lengua de señas con facilidad. Incluso, ha participado como intérprete en eventos internacionales. Su primer trabajo fue en 2011 cuando estuvo en Estados Unidos en el concurso Miss Deaf International (Señorita Sorda Internacional, concurso similar a Miss Universo) como encargada de traducir para el público latinoamericano.

En 2011, Carvajal creó su proyecto personal HOPAS (Hijos Oyentes de Padres Sordos), enfocado en atender el desarrollo integral para atender las necesidades de la comunidad sorda y servir como puente entre ellos y los oyentes. Su sueño es que pronto se convierta en una fundación con el fin de tener más recursos y ampliar el impacto de sus acciones.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*