Técnica pasivo- agresiva que utilizan los narcisistas para confundir ¿Qué es el gaslighting, luz de gas o ninguneo?

Karen Rojas

redaccion@elsoldeoccidente.com

SALUD |El conocido gaslighting, la luz de gas o ninguneo son formas de llamar a una técnica de manipulación pasivo-agresiva que muchos narcisistas o personalidades tóxicas utilizan para desestabilizar emocionalmente a los demás y de esta forma lograr sus objetivos o evadir responsabilizarse de sus actos mal intencionados.

“La idea o el objetivo de este tipo de herramienta es hacer que la persona dude de lo que siente, de lo piensa, y que se sienta culpable por ello, en otras palabras, hacer que la víctima dude de su propia estabilidad mental”, expresó Yinneth Pérez Castro, licenciada en psicología.

Las técnicas pasivo-agresivas lo que buscan es minimizar los sentimientos y la forma de pensar de las víctimas. Los agresores se aprovechan de su habilidad verborreica, en medio de esto confunden y distorsionan las situaciones.

“No solamente diría yo que los narcisistas la usan, cualquier otra persona podría utilizarla en algún momento, sin embargo, es una técnica que destaca dentro de la parte de los narcisistas y los psicópatas”, comentó Pérez.

Es importante resaltar que la dinámica que se crea alrededor de una persona narcisista genera que la víctima sea sumamente sensible, de esta manera logra desestabilizar con mayor facilidad y crear una relación en donde no hay limites establecidos. Con esto cualquier petición que tenga la victima es considerada como distorsionada o exagerada lo que hace que el maltratador se aproveche minimizando cualquier sentimiento de la otra persona.

“Básicamente lo que hace es proyectar en la victima lo que realmente es su responsabilidad y hacerla creer que es la otra persona la que necesita ayuda. Por lo general la victima llega al punto de desconfiar de su propia estabilidad emocional y piensan que son ellos los agresores dentro de la relación”, externó la profesional en psicología.

Dentro de las frases que usualmente se utilizan en este tipo de situaciones se encuentran “es que usted es muy sensible”, “es que usted no aguanta una broma”, “, la verdad que aquí el problema es usted”, “usted todo lo exagera”, “usted convierte las salidas en algo feo”, entre muchas otras que se utilizan para hacer sentir culpa en la otra persona.

“Como esto es un patrón de comportamiento se va a repetir en cualquier tipo de relación que tenga el narcisista ya sea en familia, pareja, en amistades y con compañeros de trabajo porque básicamente lo que quiere es desestabilizar a la otra persona y con ello lograr sus objetivos”, explicó la experta.

Una forma de darnos cuenta de que estamos siendo víctimas de una situación pasivo-agresiva es cuando sentimos que nuestros pensamientos y emociones no son validadas.

“Las emociones nunca deben ser anuladas, no importa si yo tengo o no razón en lo que estoy haciendo, mis emociones son válidas, yo tengo derecho a enojarme, a estar triste, a estar feliz, pero cuando yo siento que ese sentimiento siempre tengo que explicarlo o es cuestionable me están anulando, entonces es el momento de encender las alarmas y darme cuenta de que algo no está bien en esa relación”, manifestó Pérez.

¿Cómo defenderse del gaslighting? O no caer en el juego de luz de gas en la vida cotidiana.

Las victimas pueden defenderse de esta clase de técnicas no dudando de sí mismos, confiando en su intuición y lo que sienten cuando una situación no es correcta. Además de analizar si están dejando invadir limites por la búsqueda de aprobación. Las personas tienen que ser conscientes de que son dueñas de sus pensamientos, emociones y tomar conciencia de la dinámica tóxica, sí la están viviendo, y empezar a poner límites. Igualmente es importante buscar ayuda profesional.

“Confrontar que haya congruencia entre lo que se dice y lo que sea hace es una forma de dejar de pensar que todo mundo es demasiado bueno. Esta es una forma de empezar a darme cuenta de cual es realmente la buena o la mala intención de una persona. Por lo general una persona que habla demasiado hace lo que uno llama promesas vacías, pero sus argumentos carecen de sustancia o realidad”, señaló Yinneth.

¿Qué repercusiones o secuelas puede traer a la mente de una persona el haber sufrido luz de gas?

“Ansiedad, estrés, depresión porque nos están haciendo dudar de lo que estamos haciendo o pensando entonces nos están desestabilizando totalmente a nivel emocional”, indicó la especialista.

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*