Heredero de una tradición centenaria

Don Lolito Tradiciones

Por Isis Limón:
SAN RAMÓN. A finales del mes de agosto, en el marco de los festejos del Santo Patrono de San Ramón, se realizó el domingo 24 el desfile de bueyes; por la tarde de ese mismo día fueron reunidos en el gimnasio de la UCR todos los participantes para recibir un agasajo y premiar a los participantes, en ese mismo acto se rindió homenaje a Don Teodoro Barrantes Campos, heredero de una tradición milenaria como fabricante de carretas, ya que según cuentan los organizadores y la misma familia Don Lolito como mejor le conocemos es el nieto de don José María Barrantes, un carpintero que en 1890 trajo las carretas a San Ramón.
Conversando con Don Lolito nos dejó ver con emoción y lágrimas asomándose a sus ojos, la alegría que le causó dicho homenaje, ya que según sus propias palabras le hicieron “regresar el tiempo unos 78 años”
Le preguntamos cómo era en esos tiempos la labor de fabricar las carretas y esto fue lo que nos contó: “En aquella época todo se hacía a mano, los operarios todos trabajaban a serrucho, no había máquinas, era muy diferente a lo de hoy, nos tardábamos 8 días haciendo una carreta. El taller era un taller de familia, los operarios eran hermanos de papá, primos hermanos, amigos íntimos que vivían en la casa, era muy familiar. mi abuelo José María Barrantes, trajo las carretas aquí a San Ramón, a eso nos dedicábamos, era una bonita forma de vivir, 6 hermanos y 6 mujeres, porque mi papa solo un banco tenia (risas) todos trabajamos en familia, todo era a la buena fe, si alguien nos encargaba una carreta, le trabajábamos a San Ramón, Guanacaste, san isidro del general, Puntarenas, a todos los lugares de Costa Rica se mandaban carretas, ellos dejaban una plata y cuando volvían pagaban el resto y se llevaban la carreta”.
El merecido reconocimiento a su labor como fabricante de carretas trajo a Don Lolito y su familia gratos recuerdos que por años han atesorado y hoy se sienten orgullosos de formar parte de la historia de este país. Al respecto y devolviéndose en el tiempo sobre su padre Don Lolito nos cuenta que fue un hombre de bien que le dejó una importante herencia: “Mi papa era mi mejor amigo, eso me sirvió mucho en la vida, de ser lo que la gente quiere de mí, eso se lo debo a mi papa, era un hombre muy amplio, él era Teodoro Barrantes Villalobos. Yo fui el tercer hijo, él era un hombre muy guapo como yo más o menillos (risas) él tenía muchas virtudes era muy desprendido se quitaba el bocado para dárselo a alguien, era muy amplio, el me heredó su gusto por leer la Biblia y me dijo la herencia que te dejo a vos es la palabra de Dios, y aun tengo esa Biblia que él me dio. Y le tome la palabra en serio porque después de todo el desenfreno que hice de mi vida, siempre me acordaba que había algo mayor que yo y eso me hacía volver al camino otra vez”.
Con palabras de agradecimiento hacia el comité organizador de los festejos patronales de San Ramón, Don Lolito, quien hoy suma la edad de 86 años y se encuentra gozando de buena salud, se despidió con una petición para los lectores, que no abandonen la tradición de las carretas, porque eso es parte esencial de nuestra identidad como ticos.

Sobre Redacción 1185 artículos
ISIS LIMON Gerente General Periódico El Sol