Duelo de la maternidad y la paternidad biológicas

Por: Laura Herrera Guerrero, hija y madre adoptiva.
El duelo de la maternidad o paternidad biológica es muy parecido a la pérdida de un ser querido, de hecho, puede ser hasta más complicado, ya que ese ser querido que sería nuestro hijo bologico, nunca estará con nosotros, nunca lo conoceremos, nunca sabremos cómo sería, no lo abrazaremos ni lloraremos con él, sencillamente no será, mientras que en  la pérdida  de un ser querido, sufrimos el desapego emocional y esa sensación del vacío que deja se va llenando de recuerdos que nos acompañarán siempre.
En esta epata debemos tratar de entender que la sociedad ha perfilado estereotipos que marcan la forma de enfrentar las distintas situaciones y cómo debemos de  expresar los sentimientos; es por esto que la pareja en su intimidad debe abrirse totalmente y entregar ese dolor al Señor para que Él pueda cicatrizar esas heridas y así dar inicio a la reconstrucción de un nuevo proyecto de vida que estará lleno de altibajos pero que con una verdadera  fe y convicción  llegará al fin anhelado.
Usted lector o usted lectora  debe  aceptar y comprender que su duelo no será igual al de su  pareja y no porque parezca que él lo está superando mejor y usted sienta que se estancó en una de las etapas del duelo o viceversa. Aunque quizá no vea señales físicas de sufrimiento,  debe ser consciente que su cónyuge comparte esa pena. A usted amiga, que está viendo que su esposo trata de tomar con calma esta situación mientras que usted llora en el primer momento en que puede hacerlo, esto le puede provocar desilusión, al pensar si él sufrirá lo mismo que usted, angustia porque que él no le presta la misma atención que usted a lo que están viviendo, inseguridad al ver que pronto superó la situación, cólera de sentirse sola si ahora son dos y miedo al futuro que no era lo que ambos habían soñado. En este momento me dirijo a usted señor, mientras que usted dialogó un rato con su esposa el fin de semana o una hora en la noche, compartieron sus sentimientos, lloraron juntos, usted dio por aclarado el tema; resulta que su esposa tiene en su cabeza un mariposeo todavía, cada día que pasa le  da vueltas a la cuestión y saltan  montones de miedos nuevos,  ella no quiere cansarlo con el mismo asunto, así que se calla y llora cuando usted no está para no ofuscarlo pero la solución parece irse alejando mientras que según su percepción todo pasó.
Y es cuando explota la bomba, llega del trabajo, entra a su cuarto y ella está desplomada de dolor, los sollozos le parten el alma, no existe otro pensamiento en usted que compartir ese dolor, y es ahí donde como lo dice la palabra de Dios: “nos volvemos una sola carne” un solo ser que clama por sanidad, más no física, sino espiritual. Es necesario reconocer que toda esta gama de sufrimientos formarán parte del crecimiento de la pareja, los ayudará a disponer el corazón para reconocer que el verdadero amor está teñido de sacrificio, digo sacrificio porque se debe aceptar que no seremos padres de manera convencional sino que nuestro hijo  nos está esperando o nos esperará en alguna parte pero con plena convicción cuando lo conozcamos sabremos que es nuestro hijo.
Esta etapa de duelo debe ser vivida ampliamente por la pareja, para que reestructuren sus vidas logrando así aceptar que no hay culpables solo que las circunstancias  no favorecieron esa etapa de sus vidas, pero que Dios nuestro Padre que nos ama como sus hijos desea que nosotros experimentemos la maternidad y paternidad de otra forma para así entender un poquito  Su maravilloso amor. Es aquí cuando pensamos en la ADOPCIÓN como uno de los caminos que nos llevan a amar, no porque se olvidaron las pastillas o el condón estaba dañado, ni porque el reloj biológico ya avisaba, es cuando una palabra esencial en la vida  domina nuestro pensamiento y la DESICIÓN se apodera de todo nuestro ser.

Para más información contáctenos Asociación de Padres Adoptivos Hijos Nacidos del Corazón
CORREO: asohijosnacidosdelcorazón@gmail.com.
TELEFONO 70173998
FACEBOOK: Hijos Nacidos del Corazón y Brillemos Hijos del Corazón.

Sobre Redacción 1186 artículos
ISIS LIMON Gerente General Periódico El Sol