Reserva Oasis Reforestation: Restauración de la Esperanza en Costa Rica

  • De tierras severamente degradadas a un nuevo ecosistema de bosque tropical.
  • Más de 100 especies presentes en la Lista Roja de la UICN, incluyendo mamíferos, aves, plantas, reptiles y anfibios, habitan o visitan este lugar

Anyelin Campos | acampos@elsoldeoccidente.com

Alajuela. En un esfuerzo ejemplar por contrarrestar los desafíos medioambientales actuales, Reserva Oasis Reforestation ha transformado terrenos altamente degradados en un próspero bosque tropical en las faldas del Volcán Arenal, Costa Rica. Fundado por el ingeniero estadounidense David Reuland en 2002, este proyecto ha pasado de ser una visión a una realidad, mostrando que la restauración ecológica es posible y económicamente viable.

Compromiso con la diversidad y conservación. La Reserva alberga más de 350 especies de árboles y palmeras nativas, incluyendo aquellas en peligro de extinción, convirtiéndose en hogar de 33 especies de mamíferos, 14 de ellas amenazadas. Con más de 100 especies presentes en la Lista Roja de la UICN, Reserva Oasis Reforestation destaca como un oasis de estabilidad en medio de la crisis medioambiental global.

Una historia de transformación y sostenibilidad. David Reuland, con su visión de restaurar tierras severamente degradadas, ha demostrado que es posible revitalizar un ecosistema en un tiempo razonable. Con más de 12,000 árboles y palmeras plantados manualmente, la Reserva es ahora un modelo de sostenibilidad y restauración, contribuyendo no solo a la biodiversidad sino también a la regulación climática, calidad del aire y control de la erosión.

Debido al impacto que ocasiona el ser humano sobre la naturaleza, las especies se ven amenazadas hasta llegar a su extinción local. Cuando una especie falta en el ecosistema éste se degrada y las especies invasoras impiden el crecimiento de semillas y esto afecta a todo el ecosistema. Se necesita la mano del ser humano para restaurar las especies localmente extintas.

«Reserva Oasis Reforestation es el mejor proyecto de restauración que he visto: estructuralmente funcional, documentado, con una amplia colección de palmeras nativas, una lógica de enriquecimiento ambiental real y enfoque educativo. En conjunto con Reserva Oasis Virgin formarán parte de BIOTA, una plataforma que permite a personas propietarias de bosque crear activos digitales de los servicios ecosistémicos generados en sus fincas”, indica Mario A. Piedra, Director Ejecutivo de FUNDECOR, una destacada ONG costarricense con más de 32 años de experiencia en la gestión forestal sostenible y la conservación en Costa Rica.

Impacto positivo en la comunidad y la economía. La Reserva no solo es un centro de estudios e investigaciones, sino también un atractivo turístico que revitaliza la comunidad de Agua Azul. Además, la sostenibilidad económica se logra a través de incentivos para los propietarios de bosques en Costa Rica, el turismo y la comercialización de productos generados por el bosque.

La invitación a la acción. David Reuland, propietario de la Reserva Oasis Reforestation, llama a la acción:

«El ser humano puede dejar una gran huella positiva regresando a su fuente y, al restaurar espacios naturales, generando múltiples beneficios».

La Reserva no solo es un reflejo del pasado sino una inspiración para el futuro, instando a todos a ser los protagonistas de la historia que están escribiendo hoy.

El momento para actuar es hoy. ¿Cuál es el legado que usted está dejando o el que quiere dejar?

Sobre Anyelin Campos 1506 artículos
Periodista y Lic. en Comunicación, con 4 años de experiencia en el ejercicio del periodismo. Contactos: ☎️Móvil: (+506) 8979 3627 ✉️E-mail: acampos@elsoldeoccidente.com Twitter@anyelin94

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*