Nacientes hipotecadas en Naranjo

Naranjo. La elaboración del informe efectuado el 8 de noviembre de 2012 por la ingeniera del MINAET, Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones, Vivian González, sobre la “Posible contaminación de naciente en acueducto de Candelaria de Naranjo”, según mencionó el vicealcalde municipal Claudio Rodríguez fue elaborado por solicitud de algunos vecinos de Candelaria, quienes han tenido intenciones de crear una asada para administrar la naciente.

Una asada consiste en que un grupo de vecinos que se organizan para administrar la naciente que abastece su comunidad y gestionar las mejoras que se le apliquen a la misma la naciente. El precio del agua los define al AYA, Acueductos y Alcantarillados.

¿Por qué no hacer asada la naciente de Candelaria? Según mencionó Rodríguez, “en administraciones anteriores se ha hipotecado el acueducto con un préstamo al IFAM, Ministerio de Descentralización y Desarrollo Local, para hacer mejoras en la red de aguas que administra la Municipalidad”, es decir los tanques de agua son la garantía para dichos préstamos, que se pagan con el dinero recolectado en materia de impuesto de agua que pagan los habitantes del cantón.

Según informó el vicealcalde, los tanques principales: Candelaria, San Gerónimo, San Rafael y El Jardín, a los cuales llegan las respectivas nacientes y con los que se hace posible brindar el servicio de agua a los naranjeños, están hipotecados para los préstamos millonarios que hace el municipio para mejorar el servicio e infraestructura de los mismos tanques y nacientes.

Olga Corrales, alcaldesa, agregó que anualmente el cloro que se utiliza para el agua tiene un costo de 12 millones de colones, “solo el cloro, ahora agréguele limpieza, mantenimiento, mano de obra…”.
Prestamos que suman hasta 1800 millones de colones, como el que actualmente gestiona el municipio con el Ifam, son las deudas que tiene el municipio. Parte de este nuevo préstamo se utilizará para cambiar toda la red del acueducto desde Candelaria hasta el centro de Naranjo, lo cual sobrepasa los 250 millones de colones, y es un proyecto que Corrales estima iniciará este año.

A su vez, el vicealcalde afirmó que, “esta administración no ha querido hacer cochinadas”, por ello todo este dinero presupuestado por el IFAM se ha invertido en cambios como el usar los materiales adecuados” agregó el funcionario.
A pagar más. La alcaldesa estimó, que posiblemente hasta que finalicen los estudios de ingresos y egresos en impuesto de agua, se definirá si es necesario aumentar el cobro del servicio, ya que se debe determinar si están habiendo perdidas, esto porque también el municipio debe responder con los préstamos. Sin embargo, la alcaldesa afirmó que el cobro actual municipal de agua es muy bajo en comparación con lo que cobran las asadas.

Sobre Redacción 1185 artículos
ISIS LIMON Gerente General Periódico El Sol

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*