Manejo de emociones en hombres desde masculinidades positivas

Dr. Jeffry Arias González, psicólogo colaborador DUO / jeffarglez@gmail.com /occidenteduo@gmail.com

Para entender un poco el tema de masculinidades positivas, Debemos saber primeramente el concepto del patriarcado visto como una estructura social donde la autoridad exclusivamente la ejerce el hombre y la mujer no asume liderazgos, ni privilegios sociales, los derechos de las mujeres están restringidos al punto de estar sometidas a la desigualdad, el abuso y agresión; este patriarcado está marcado por el abuso de poder por de parte de los hombres.

Por otra parte, el machismo entendido como un conjunto de conductas, actitudes, creencias, en donde se establece superioridad del hombre sobre la mujer, ha provocado el repudio social por toda una serie de comportamientos en los hombres que solo ha llegado a tergiversar las buenas relaciones entre hombres y mujeres contribuyendo en el aumento desmedido de agresiones y femicidios.

La Masculinidad positiva es la forma consciente, racional, en donde se refuerza el respeto por la mujer y los otros hombres, validando la igualdad y equidad social y de los derechos. Es una Posición dentro del núcleo familiar compartida en las tareas del hogar, se estimula la salud sexual integral para el goce pleno de la pareja y el reconocimiento mutuo en donde ambos se sienten satisfechos y realizados, por ende, el hombre asume una paternidad responsable siendo un agente de cambio desde el primer nivel de la socialización, el hogar.

Desde la masculinidad positiva a los hombres se les entrena primeramente en el reconocimiento de las emociones eufóricas, como por ejemplo alegría, excitación o miedo, así como en las emociones disfóricas, como por ejemplo la tristeza, confusión o frustración entre muchas otras. El control para una expresión asertiva de éstas es parte del objetivo que se pretende lograr; para los hombres es difícil identificar tal cantidad de emociones, reconocerlas y controlarlas aún más.

En el trabajo psicoterapéutico con los hombres, la Ira y el Enojo son las principales emociones que se abordan, ya que se encuentran en estos una serie de mitos y conductas patriarcales. Como parte del proceso de intervención que se realiza, se propone trabajar:

  • Expresar las emociones de manera directa y no intimidatoria.
  • Saber reconocer cuando se está enojado.
  • Poner atención a las señales corporales, conductuales y emocionales que ocurren en situaciones detonantes.
  • Se utilizan técnicas como: tiempos afuera, ejercicios de respiración, relajación, debate de ideas irracionales.

El trabajo de masculinidades positivas es un reto hacia una verdadera convivencia sana y segura por el bienestar de una sociedad cada vez más, respetuosa e igualitaria en donde tanto mujeres como hombres establezcan relaciones positivas, que a través del tiempo generen paz y tranquilidad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*