Ridículo: un miedo que destruye sueños

Uno de los miedos que más sueños ha destruido es el miedo al ridículo. Son innumerables las personas que no toman acción en pos de sus sueños paralizados por ese temor. Desafortunadamente, no se dan cuenta de que lo que realmente está sucediendo es que permiten que lo que piensen acerca de ellos otras personas tiene más peso que disfrutar de sus mayores sueños y aspiraciones.
Recuerda esto siempre: Si pretendes lograr sueños que realmente merezcan la pena, te garantizo que tendrás que experimentar la sensación de estar haciendo el ridículo más de una vez. Tendrás que salir de la comodidad de estar amarrado al puerto, y comenzar a enfrentarte al mar abierto. Toda aventura de crecimiento y persecución de nuevas metas presupone el riesgo de que otros te juzguen por lo que haces. Siempre es más fácil criticar o reírse del hacedor desde la barrera, que estar trabajando duramente en el terreno de la acción por los sueños. Ahora bien, permíteme que te haga una pregunta tremendamente importante:
¿Cómo crees que te sentirás al final de tu vida si por haber tenido miedo a hacer el ridículo en algunas ocasiones no emprendiste las acciones necesarias para alcanzar tus sueños? ¿Cómo te sentirías pensando que si tan solo hubieses hecho caso omiso a ese tonto miedo al ridículo tus resultados habrían sido mucho más positivos?… La sensación sería realmente devastadora.
Comienza a poner tus sueños en primer lugar. Lánzate de lleno a por tus sueños, y deja de una vez de darle importancia a la opinión de terceras personas que en la mayoría de las ocasiones lo único que quieren es que fracases para que no puedas demostrarles lo mediocres que son.
Salgamos ahí afuera y permitámonos hacer el ridículo de vez en cuando. Será señal de que estamos avanzando con determinación hacia nuestros mayores sueños.
Si haces el ridículo, te critican, pero si no lo haces también, entonces hazlo bien hecho, que de todas formas te van a criticar.

Sobre Redacción 1185 artículos
ISIS LIMON Gerente General Periódico El Sol